“YO NO QUIERO QUE NADIE ESTÉ EN LA CÁRCEL, QUE NADIE ESTÉ EN UN HOSPITAL, QUE NADIE SUFRA”, LÓPEZ OBRADOR

El día de hoy, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México expresó su sentir respecto a la condena que recibió Joaquín “El Chapo” Guzmán, en Estados Unidos:

“Yo lamento mucho que se den estos casos, yo no quiero que nadie esté en la cárcel, que nadie esté en un hospital, que nadie sufra. Yo soy un idealista, creo en el amor, en la fraternidad, en la felicidad. Soy humanista, no le deseo mal a nadie, no me gusta hacer leña del árbol caído, es por cierto un principio bíblico.

Y espero que esto ya no siga sucediendo, que todos los mexicanos tengamos posibilidad de ser felices, sin incurrir en actos ilícitos, sin exponernos, sin vivir con los riesgos que se corren cuando se actúa al margen de la ley.

Es una vida también ingrata el tener una familia y no poderla ver, el andar a salto de mata, a lo mejor eso no es vida. Y cuando todas estas cosas que suceden terminan en condenas como esta, una condena estar en la cárcel de por vida, en una cárcel hostil, dura, inhumana, pues sí conmueve.

Tengo también en mi cabeza presente a muchas víctimas. Es algo muy doloroso.

Nosotros vamos a seguir buscando construir entre todos una sociedad mejor, más humana, más fraterna, más solidaria, desde luego, pacífica, no violenta y sostenida en valores, apoyada en valores, no en la acumulación de bienestar materiales, en dinero, en el lujo barato.

Y vamos a seguir insistiendo de que solo siendo buenos podemos ser felices. Ese es el mensaje, sobre todo para los jóvenes. Nada de estar pensando que esa felicidad efímera, pasajera, transitoria, debe ser una opción, una alternativa todo esto de las alhajas, la ropa de marca, la fama, todo esto es secundario; lo importante es ser gente de bien y hay forma de lograrlo.

Además, no solo sufre el que opta por la delincuencia, sufren mucho sus familiares, sus madres, sus esposas, sus hermanos, hermanas, sus familiares en general. Es mucho sufrimiento, sobre todo para las madres.

Yo constantemente estoy comunicándome con madres que tienen hijos presos. Y es muy doloroso, porque la madre siempre va a estar del lado de los hijos, aunque los hijos no se porten bien.

Entonces, es necesario que todos nos portemos bien para darle felicidad a las madres, a nuestras familias, es muy importante eso, fortalecimiento de los valores. Por eso vamos a seguir insistiendo en no sólo mejorar la situación material, no sólo buscar el bienestar material, sino el bienestar del alma.

Por eso estamos distribuyendo la Cartilla moral de Alfonso Reyes y por eso vamos a seguir trabajando para convocar a un congreso y elaborar una constitución moral, y por eso vamos a seguir fortaleciendo nuestras culturas, esto.

En estos pueblos hay una gran reserva de valores, lo más sano, limpio, honesto que existe en nuestro país, nuestras culturas, y estos valores los tenemos en nuestro pueblo, en nuestras familias; hay que exaltarlos y ponerlos por delante.

Además, en términos políticos, en términos de administración pública, está demostrado que, si no hay corrupción, hay bienestar; donde hay corrupción, hay pobreza; donde no hay corrupción no hay pobreza. Se puede probar. En Suecia, en Dinamarca, en Noruega, en todos esos países no hay corrupción, no hay pobreza, no hay inseguridad, no hay violencia, a pesar que de que son países donde la mitad del año padecen de frío y están bajo cero. Por no tener corrupción, no tener pobreza y tener bienestar, a pesar de que no sale el sol son felices. Imaginen nosotros con este paraíso.

Si acabamos con la corrupción y no hay pobreza vamos a ser mucho, mucho más felices de lo que somos, mucho más felices.

Y ese es al final de cuentas el propósito de cualquier gobierno, está escrito hasta en las constituciones, el objetivo del gobierno es lograr conseguir la felicidad del pueblo, más que nada. Esa es mi opinión”, terminó asegurando el presidente de México.

Your email address will not be published. Required fields are marked *