“YO ESTOY MUY BIEN DE SALUD”, LÓPEZ OBRADOR

Esta mañana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló de su actual estado de salud:

“Yo estoy muy bien de salud. Ya es de dominio público, tuve un infarto, salí bien.

Por eso me interesa mucho, entre otras enfermedades, el que puedan salvarse vidas de quienes padecen infartos.

Miren, en los hospitales que estoy visitando, llevó 17 hospitales, sólo en dos hay equipo y medicina para atender a infartados, no para intervenirlos, no cardiólogos, intervencionistas para salvarles la vida, sino para prepararlos ante el infarto y que puedan llegar a una clínica en donde los intervengan, de 17 hospitales, sólo en dos.

Y si no tienen ese equipo y esa medicina, no duran, no alcanzan a llegar, porque donde hay la atención, en promedio, está a cuatro horas del hospital, ya no hablemos de la comunidad. Por ejemplo, si alguien se infarta en Huejutla, no lo pueden ahí atender porque no existe el equipo ni existe el medicamento, lo tienen que llevar, si tienen la ambulancia, a Tampico o a Poza Rica y son cuatro o cinco horas. Ya no llegó.

Entonces, yo tuve la suerte de que a mí me dio el infarto aquí, en la Ciudad de México, a 15 minutos de un hospital, y por eso lo puedo contar. Pero hay muy buenos médicos en el país, buenos especialistas. Si se atiende el infarto y si se cuidadoso con alimentación, hacer el ejercicio, las pastillas -porque es como un coctel diario para estar tranquilo- está uno bien, vuelve uno a nacer, es decir, retoma uno todas las actividades”.

El presidente explicó el tipo de cuidados que recibe:

“Ayer vi a quien me atiende y todo, electrocardiograma y análisis. Allá en la casa de ustedes me hacen el favor de irme a tomar sangre a las 5:00 de la mañana para los análisis. Y al 100.

Todo esto aprovecho para decirlo, porque luego piden información de que cómo estoy de salud, hasta les puedo dar los resultados de los análisis. Estoy muy bien, entonces al 100. Yo tengo el compromiso de entregarme, de consagrarme a esta causa mientras viva.

Un poco mi angustia, mi ansia es el tiempo, porque no me voy a reelegir por cuestiones de principios, de ideales. Aparentemente son seis años, bueno, ya no son seis años, también aclaro. Yo no voy a terminar a finales de noviembre como terminaban los otros presidentes del 24, yo termino a finales de septiembre, pero eso es poco.

El asunto es que la transformación requiere, primero, establecer las bases, que es lo que quiero dejar listo este año, este mismo año.

Pero estoy bien. Cuando puedo me escapo, aunque no les guste a algunos que yo me vaya un rato al béisbol. Estoy muy bien, muy a gusto, muy feliz de estar sirviendo a mi patria y de estar encabezando un movimiento de transformación; además, con el apoyo y la confianza de la gente que está también feliz y que me están ayudando a empujar el elefante, el elefante reumático y mañoso, que ya está caminando, que está dando los primeros pasos”, concluyó Andrés Manuel López Obrador

Your email address will not be published. Required fields are marked *