Terapia en recién nacidos con VIH marca una diferencia

El inicio temprano de la terapia antirretroviral en los niños nacidos con VIH puede evitar que la infección progrese y, con ello, restringir el daño al sistema inmune, señaló un estudio publicado en Science Translational Medicine.

“La aplicación inmediata de la terapia antirretroviral, idealmente dentro de las horas posteriores al nacimiento, puede restringir el daño irreversible al sistema inmune y posiblemente brindar oportunidades para facilitar el control viral”, escribió la autora de la investigación, Pilar García Broncano.

La infección neonatal por VIH está asociada con una deficiencia del sistema inmune rápida y progresiva que con frecuencia es mortal si no se trata. Según datos de ONUSIDA, la transmisión materno infantil del VIH es responsable de más del 90 por ciento de las infecciones producidas entre los niños menores de 15 años.

Se estima que solamente en el año 2000 unos 600 mil lactantes contrajeron el virus. Cerca del 90 por ciento de estas infecciones se produjeron en África.

Para el estudio, realizado por el Instituto Ragon de la Universidad de Harvard, se examinó una cohorte de recién nacidos con infección por VIH en Botswana, quienes comenzaron el tratamiento con antirretrovirales poco después del nacimiento. Los participantes fueron revisados durante dos años aproximadamente.

El estudio demostró que existen múltiples beneficios por la rápida iniciación antirretroviral, entre las que destacan una reducción en la activación inmune de las células T y una respuesta de éstas para el VIH más polifuncional.

“Estos datos ofrecen una visión poco común de la dinámica evolutiva del establecimiento de los reservorios virales en recién nacidos y proporcionan una fuerte evidencia que respalda la idea de comenzar inmediatamente con las dosis de antirretrovirales en los recién nacidos con VIH”.

Con información de Notimex

Your email address will not be published. Required fields are marked *