Los empresarios, "Que paguen sus deudas": López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que instruyó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para reunirse con las grandes empresas que deben impuestos al fisco, a fin de convencerlos de pagar sus adeudos.

«He dado instrucciones a la directora del SAT [Raquel Buenrostro] que los convoque para que voluntariamente abonen o paguen sus deudas, de lo contrario se va a proceder judicialmente, porque lo he dicho desde el principio, no somos nosotros tapadera de nadie», señaló durante su rueda de prensa.

López Obrador advirtió que, en caso de que su Gobierno sepa de algún delito, se dará a conocer el nombre de los responsables. Del mismo modo, dijo que considera publicar la lista de empresas deudoras, con la intención de animarlas a pagar sus impuestos. Incluso mencionó que buscará el apoyo del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Lomelí, para lograr que los involucrados se pongan al corriente.

 «Hay 15 grandes contribuyentes que, con multas y recargos —según el SAT—, deben 50.000 millones de pesos (2.085 millones de dólares). […] Si cobráramos los 50.000 millones de pesos podríamos entregar 3 millones de créditos [a las pequeñas empresas]», resaltó.


El presidente también sugirió que sus opositores apuestan a la caída en los ingresos fiscales del Gobierno como consecuencia de la emergencia sanitaria por la COVID-19, a fin de forzar al endeudamiento del país.

Las declaraciones del presidente fueron hechas en el ambiente de fuerte crítica que provocó el anuncio del plan de reactivación económica presentado por el propio López Obrador el 5 de abril. El sector empresarial considera que el Gobierno ignoró las necesidades de las pymes ante la pandemia. A su vez, las autoridades ofrecerán un millón en créditos a las pequeñas empresas por un total de 25.000 millones de pesos. La mitad de estos préstamos está prevista para unidades económicas informales.

El CCE presentó el 7 de abril un programa económico de 90 días frente a la crisis por la pandemia, el cual contempla la posibilidad de que las empresas difieran el pago de impuestos hasta por 90 días y sin ningún interés.

El mismo día, el SAT publicó que la recaudación fiscal alcanzó los 1.300 millones de pesos durante el primer trimestre de 2020, lo cual significó un aumento del 13,4% en los ingresos tributarios del país en comparación con el mismo periodo de 2019.


Con información de Sputnik

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *