Las peticiones de COPARMEX que López Obrador no escuchó

El domingo antes del mensaje del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se dio a conocer un documento firmado por Gustavo A. De Hoyos Walther, Presidente Nacional de Coparmex.

El documento es muy claro respecto a lo que – a los patrones de México- les hubiera gustado recibir del Gobierno Federal, pero que sabían, no iban a recibir.

Aquí un extracto del documento:

“Esta crisis está dejando sin dinero para subsistir a 4 de cada 10 micro empresas en giros como restaurantes y bares, talleres, servicios profesionales y comercios, a otras empresas medianas en sectores como la construcción, el transporte, el entretenimiento, y lo mismo a fábricas de muchos productos, por ejemplo de autopartes y electrónica, que son considerados por las autoridades federales como actividades “no esenciales”.

En la COPARMEX diseñamos con tiempo, diversas propuestas para enfrentar la crisis, con dos grandes prioridades:

1.- La protección del empleo y el ingreso de las familias mexicanas.
2.- La recuperación rápida de la economía.

Estas propuestas se presentaron hace tiempo al Gobierno Federal”.

“Sin embargo, hasta donde se sabe, la idea del presidente de la República
es la misma desde que inició su Gobierno: apoyos para la subsistencia,
pero no para conservar las empresas para que estas puedan crecer en
empleos.

Esto es grave, tanto que en las calles está aumentando el desempleo, cuanto más porque nos encontramos en una economía en recesión.

A nivel internacional, las calificadoras están bajando las calificaciones de PEMEX, la CFE y del Gobierno Federal, lo que se traduce en que deban pagar más por su deuda.

A pesar de este sombrío escenario, el Gobierno Federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a escuchar, a realizar un ajuste razonable a su agenda política en función de las circunstancias, y a modificar su discurso de polarización por uno de unidad.

El Presidente desperdició semanas enteras negando la seriedad de la pandemia, convocando irresponsablemente a eventos masivos sin acatar las medidas básicas de prudencia, como la sana distancia.

Tampoco quiso dialogar oportunamente con los representantes de los sectores productivos del País que le presentamos un amplio y fundado paquete de propuestas, para enfrentar juntos la emergencia sanitaria y sus secuelas económicas.

Para el titular del Poder Ejecutivo Federal, primero son sus obras faraónicas, y solo después todo lo demás.

El Gobierno Federal dará 27.5 mil millones de pesos al aeropuerto de Santa Lucía (mil 343 por ciento más que en este año) y 26.7 mil millones al Tren Maya (un alza de 969 por ciento). Y dado que Dos Bocas es un proyecto de Pemex, no aparece en estos cálculos.

Los precriterios económicos que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión, prevén un recorte de al menos 405 mil millones de pesos para el presupuesto 2021 del país (por la caída en los precios del petróleo y de la recaudación de impuestos).

Sin embargo, el presidente ya los descalificó en una conferencia matutina, porque, al parecer no le agradó que en los mismos se prevea un decrecimiento de hasta 3.9 por ciento de la economía mexicana para 2021, que sería el tercer año de su mandato, es decir, la mitad de su Gobierno.

Asimismo, en los últimos días, múltiples instituciones han pronosticado escenarios más adversos con una caída de hasta el 7% negativo para México.

Los planes de la presente administración federal, históricos para unos, y absurdos para otros, ya perdieron sentido ante la presente coyuntura.

En cambio, al Presidente de la República parece no importarle las micro, pequeñas y medianas empresas, que pagan los impuestos con los que opera el gobierno. Las mismas que representan más del 95 por ciento de la economía de nuestro País y que generan 7 de cada 10 empleos, con lo que subsisten las familias de 18.1 millones de trabajadores.

Los gobiernos de todo el mundo, salvo el de México, están priorizando ante la crisis, la protección del ingreso de las familias, tratando de salvar el mayor número de empresas posibles.

Por ejemplo, mientras que el Gobierno de Estados Unidos destina 849 mil millones de dólares -equivalente al 10 por ciento del PIB de esa nación- para salvar a las empresas, en México sólo se vislumbra inyectar créditos por 63 mil 700 millones de pesos, que, vía banca de desarrollo, equivalen a 1.4 por ciento del gasto programable para 2021 y al 0.2 por ciento del Producto Interno Bruto del mismo año”.

“El Gobierno puede y debe hacer mucho para cuidar a las empresas del País: acelerar la devolución del IVA realizándolo en no más de 20 días; otorgar plazo ampliado para que se realicen las declaraciones anuales y los llamados “pagos provisionales” de ISR, así como en las cotizaciones sociales, IMSS e INFONAVIT, ajustándolos a la realidad económica.

Por ejemplo, en el caso del ISR, no tomar en cuenta el coeficiente de utilidad de 2019 (que no será representativo para 2020) y en el caso de las cuotas del IMSS, revisar lo que se paga por “riesgos de trabajo”, si el trabajador no está por ahora laborando.

Si su gobierno rectifica y apoya a las empresas, en realidad está apoyando de manera duradera a las familias. A que conserven sus empleos y con ello sus ingresos. A que no necesiten de programas sociales para subsistir. Que lo sigan haciendo con dignidad, a partir del valor de su trabajo.

En la COPARMEX creemos que México requiere de la colaboración y la solidaridad hacia un líder con visión de Estado, que libre de ideologías y prejuicios, brinde confianza, serenidad y firmeza a la ciudadanía y al sector productivo.

Necesitamos de un verdadero estadista que, con racionalidad, tome las medidas precisas, sensatas y necesarias, en urgente apoyo de la salud y la economía de todas y todos los mexicanos”.

En su mensaje el Presidente López Obrador solo dijo se buscaría agilizar la devolución del IVA, dejando de lado las otras propuestas que la COPARMEX le había presentado, tal como Gustavo A. De Hoyos Walther lo había anticipado.

Your email address will not be published. Required fields are marked *