La ONU pide más recursos para "desafío" de oficina de asilo México

El jefe de la oficina de refugiados de Naciones Unidas, Filippo Grandi, pidió el sábado más recursos para la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados encargada de atender el asilo de México, que se ha visto abrumada con un alza en las solicitudes después de que muchos migrantes abandonaron sus planes para ingresar a Estados Unidos.

Los recursos de la agencia, la Comar, se han hecho más estrechos desde que la Corte Suprema de Estados Unidos decidió a inicios de septiembre restaurar una política de la administración del presidente Donald Trump que establece que la mayoría de los inmigrantes que quieren asilo busquen primero un refugio seguro en un tercer país por el que viajaron en su camino a Estados Unidos.

“La Comar necesita de más recursos y de más espacio para trabajar porque el desafío aumenta”, dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas, en conferencia de prensa.

“Hay un aumento muy importante pero no hay un aumento que se puede comparar de los recursos en esta institución de la Comar. Si la Comar tiene más recursos puede hacer su trabajo de manera más eficaz y eficiente”, subrayó.

Grandi visitó la oficina de la Comar en Tapachula, en el estado de Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala, donde muchos migrantes centroamericanos cruzan a México en su camino hacia la frontera con Estados Unidos.

La Comar recibió un financiamiento federal de 20 millones de pesos (1.02 millones de dólares) en 2019, el monto más bajo en siete años. El proyecto de presupuesto para 2020 lo incrementaría a 27 millones de pesos.

El jefe de la agencia, Andrés Ramírez, dijo este mes a Reuters que la Comar aún no alcanzará los 117 millones de pesos necesarios. Se espera que las solicitudes lleguen a 80,000 este año, más del doble que el año pasado.

La Comar se apoya en gran medida en el organismo de las Naciones Unidas para los refugiados, que ha proporcionado 112 funcionarios y ha ayudado a abrir nuevas oficinas.

Con información de Reuters

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *