La educación es clave para combatir el negacionismo, coinciden científicos

La educación es clave para combatir el negacionismo, coinciden científicos

La educación es un arma fundamental para contrarrestar y disminuir el negacionismo que ha prevalecido no solo en esta época con el COVID-19, sino a lo largo de la historia de la humanidad, coincidieron científicos y divulgadores al participar en la mesa de diálogo “La antiilustración. Movimientos negacionistas, antivacunas y conspiracionistas en el mundo, como parte de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

  “La única solución es la educación, porque censurar no es el camino, vetar no es el camino y el único que hay es informar, educar y preparar a las generaciones para que tengan esa capacidad de discernimiento, la información es un don, los datos están ahí y el conocimiento es la capacidad de tomar esos datos y darles un significado y eso es responsabilidad de cada uno y también de toda la sociedad”, dijo el divulgador científico de origen español Javier Santaolalla.

  El reconocido vloquero señaló que el pensamiento científico impera y es mayoritario, pero también los movimientos negacionistas han existido siempre y seguirán existiendo, lo que plantea un doble debate acerca de dónde llegan los límites entre la libertad de expresión y la libertad de información.

  “Sería fácil que se cerraran las cuentas de Twitter o de Youtube de los negacionistas, pero estaríamos entrando en conflicto con un derecho fundamental que es la libertad de expresión. Debemos analizar hasta qué punto hay un balance entre dar información y dar publicidad, cómo se plantea esta cuestión y dónde está el equilibrio”, expresó.

  El doctor y ex secretario de salud José Narro Robles señaló que tanto en la información falsa que se difunde como en las políticas públicas que se implementan, se debe pensar en las consecuencias que esto tiene para la sociedad en general.

  “Hay asuntos éticos y de la vida de las personas que tienen que preocuparnos porque lo que tiene que dominar en estos casos es el conocimiento, la ciencia, el desarrollo y la unidad”, señaló. 

  Reconoció la labor de la Universidad de Guadalajara por promover espacios para la discusión de estas ideas y para generar conocimiento tanto en sus espacios académicos como en la FIL, por lo que es una entidad educativa que “hay que cuidar”.

  El escritor y periodista cultural José Gordon señaló que la educación y la capacidad de poder compartir información es un arma contra un fenómeno conocido como infodemia, que se ha agudizado tras la pandemia por COVID-19 y que tiene como base la teoría del “teléfono descompuesto” en el que se pierde el verdadero mensaje que fue emitido al inicio.

  “De lo que hablamos es de la distorsión conceptual que tenemos de nuestras ideas y cómo se van degradando y ahí planteamos que estas ideas que circulan en la sociedad tienen un carácter dañino, que afectan a nuestra sociedad, son memes del negacionismo que tienen que ver con una degradación del sentido de las ideas y de las cosas y esto es peligroso porque nos confronta con lo que se llama infodemia, lo que estamos padeciendo no es tan solo el COVID-19 sino de la infodemia, la información que viaja, se comunica y que cuando nadie se da cuenta es completamente distorsionada”, aseguró. 

  Gordon dio algunos ejemplos de noticias que han circulados en los últimos dos días, en el que ciertos medios de comunicación tergiversan las ideas o en los que se refleja los pensamientos de libertad erróneos que han prevalecido entre algunos sectores de la población mundial.

  “Hay un problema que es dónde empieza la libertad de expresión y los límites que tenemos que plantear, pero creo que hay un límite muy claro que es que tu libertad existe en la medida que no dañes a otro”, concluyó.

Con información de Prensa UdeG

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *