La denuncia de Emilio Lozoya contra Peña Nieto y Videgaray no procede

La tarde del martes se hizo público que,
el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, vinculó al expresidente Enrique Peña en la trama de corrupción de Odebrecht en el país y lo acusó de ordenarle pagar millonarios sobornos a políticos.

En su declaración, Lozoya reconoció la distribución de unos 100 millones de pesos (4.5 millones de dólares) obtenidos del conglomerado brasileño para apoyar la campaña presidencial de Peña en 2012, informó el fiscal general, Alejandro Gertz, a través de un mensaje de video.

El exdirectivo, quien llegó en junio al país extraditado desde España, también dijo que Peña, ya en el poder, y su entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le ordenaron entregar otros 120 millones de pesos a un diputado y cinco senadores para concretar reformas estructurales que fueron votadas en 2013 y 2014.

Gertz omitió dar a conocer los nombres de los legisladores, pero dijo que serían citados a declarar en caso de encontrar pruebas en su contra.

Las declaraciones de Lozoya son las primeras en las que un mandatario se ve involucrado en México en un caso de corrupción. Desde el inicio de su gestión, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha insistido en que acabará con la corrupción profundamente enquistada en el país.

Odebrecht ha confesado haber repartido en años recientes millones de dólares en sobornos a funcionarios en una decena de países de Latinoamérica a cambio de proyectos.

(1 dólar = 22.3860 pesos mexicanos)

Sin embargo, legalmente no procede la acusación de Emilio Lozoya a Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray, pues los delitos electorales prescriben a los 5 años. Ya van 8, penalmente son 2.

Con información de Reuters
Reporte de Lizbeth Diaz, editado por Noé Torres

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *