¡LA CONVENCIÓN NACIONAL HACENDARIA VA!

Los días 28 y 29 de abril de este año publiqué en este medio que “pareciera pertinente la propuesta de algunos gobernadores estatales, el de Jalisco entre ellos, de revisar el Pacto Fiscal, a nadie debería sorprender que después de 16 años de haberse sellado ese compromiso las partes contratantes se convocaran para revisar si subsisten las condiciones en las que se suscribió ese convenio y el momento actual”.

En este sentido, las y los gobernadores asistentes el día de ayer a la reunión de la CONAGO en San Luis Potosí, acordaron con el Presidente de la República promover la discusión de hacienda pública y la coordinación fiscal en el corto y mediano plazo a través de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, órgano del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, en el que participan todos los secretarios de finanzas de todas las entidades y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

De la misma manera manifesté haber escuchado algunas voces que mencionaron de manera equivocada, desde mi perspectiva, que por la emergencia sanitaria no era tiempo de revisar el pacto fiscal, que era momento de atender la pandemia.

A lo que contesté, también por esta vía, que era indudable que el Coronavid-19 requería la mayor parte de las atenciones de los Gobiernos, sin embargo, resultaba posible pensar que no todos los funcionarios gubernamentales se dedican al combate de ese azote, hablé de la existencia de estructuras administrativas en los tres órdenes de gobierno que bien pudieran soportar una probable convocatoria al análisis fiscal propuesto y que un gobierno no es ni debe ser monotemático.

Ejemplifiqué señalando que la mayor autoridad administrativa federal en temas fiscales, que es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cuenta con 3 Subsecretarías, una Oficialía Mayor, una Procuraduría Fiscal, una Tesorería de la Federación, diez y siete Unidades Coordinadoras, cinco organismos desconcentrados, siete Organismos descentralizados y siete Empresas de Participación Estatal Mayoritaria, donde cada una de estas instancias cuentan con un sinnúmero de Directores Generales, Directores de área, Sub-directores, Jefes de Departamento y demás servidores públicos de todos los niveles.

Así mismo subrayé que debíamos añadir a la estructura descrita a las 32 Secretarías de Hacienda o de Finanzas de los gobiernos estatales, lo que en los hechos sucederá según se desprende de las palabras de Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, a través de la citada de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales.

Recordé en aquellas publicaciones que el antecedente más reciente tenía data en 2004, en Querétaro, donde al igual que en estos momentos los convocantes partieron del reconocimiento de que el sistema de coordinación fiscal presentaba limitaciones y que se comprendió la magnitud de lo que significaba la revisión fiscal general.

Por lo extraordinario de la empresa, se llevó a cabo en cuatro etapas: la primera, llamada de “trabajos preparatorios”, que inició con la publicación de la Convocatoria; la segunda, fue la “sesión plenaria” que se efectuó los días 5, 6 y 7 de febrero de ese 2004, fue protocolaria y sirvió como punto de arranque de la tercera etapa llamada “periodo de ejecución de trabajos y elaboración de propuestas” que duró del 9 de febrero al 25 de julio de ese mismo año, en esta etapa se llevaron a cabo las discusiones correspondientes a las diferentes mesas de trabajo instaladas en la Convención; en la cuarta etapa, se realizaron las “conclusiones y clausura” entre el 26 y el 31 de julio de ese mismo año.

Coincidiendo con lo aquí escrito, en esta ocasión, Juan Manuel Carreras, Gobernador de San Luis Potosí y titular de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), adelantó que “las discusiones en materia hacendaria sobre el Pacto Fiscal iniciarán en la Comisión Permanente de funcionarios fiscales y posteriormente iniciarán los trabajos técnicos”, lo que advierte que serán varios días de reuniones.

En Querétaro hace 16 años se discutieron siete temas: Gasto Público; Ingresos; Deuda Pública; Patrimonio Público; Modernización y Simplificación de la Administración Hacendaria; Colaboración y Coordinación Intergubernamentales y Transparencia, Fiscalización y Rendición de Cuentas; quizá habrá que añadir uno más, que bien podría llamarse Nuevos Criterios de Distribución, con estos se podrá tener un contenido completo en la agenda fiscal a revisión.

Celebro que el sentido común imperara en este importante tópico para la equidad fiscal, recuerdo que el título de mi colaboración del 28 de abril de 2020 fue: CONVENCIÓN NACIONAL HACENDARIA: TIEMPO DE UNIDAD. No he cambiado de opinión.

Por Juan Raúl Gutiérrez Zaragoza
*Candidato a doctor en Administración Pública

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *