Jalisco crece en producción sustentable gracias a mujeres de zonas rurales

Jalisco crece en producción sustentable gracias a mujeres de zonas rurales

Con el objetivo de reconocer el papel de las mujeres en la agricultura, la seguridad alimentaria y la nutrición, la gestión de la tierra, la conservación y manejo de los recursos naturales, así como en las empresas productivas rurales, conmemoramos este viernes 15 de octubre el Día Internacional de las Mujeres Rurales. Para la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), la implementación de técnicas y procesos que impulsen la conservación de la biodiversidad es uno de sus compromisos prioritarios, y se alinea con los instrumentos de política pública que se han desarrollado a nivel estatal y a nivel local a través de las Juntas Intermunicipales de Medio Ambiente (JIMA) y el Fideicomiso del Programa de Desarrollo Forestal del Estado de Jalisco (Fiprodefo).

A través del Fiprodefo, se han impulsado proyectos de viveros de especies forestales para su uso en reforestación, así como para la implementación de sistemas integrados de producción silvopastoril, por el aporte nutricional que brinda su aprovechamiento como especies forrajeras para la cría de ganado de libre pastoreo. Encontramos entre estas experiencias a los grupos de mujeres de la localidad de La Esperanza, en el municipio de Cabo Corrientes, así como en La Cuesta y Texcalama, estas en el municipio de Talpa de Allende, en donde además se produce agave maximiliana, especie propia de la región y especial para la producción de raicilla.

Experiencias similares de grupos de mujeres trabajando en el desarrollo de viveros forestales se han llevado a cabo también en los municipios de Villa Purificación y Poncitlán, en este último, a través de un grupo organizado de mujeres de la comunidad indígena de Mezcala.

En lo que respecta a los proyectos implementados a través de las Juntas Intermunicipales, resalta el de la localidad de Los Mazos, en el municipio de Tuxpan, donde se formó el grupo “Campesinas en Progreso”, a partir del programa de Comunidades Sostenibles de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para la Gestión Integral de la cuenca del Río Coahuayana (JIRCO), quienes gestionan un huerto comunitario en el que se producen alimentos de origen orgánico con un alto valor nutricional, aprovechando la fracción orgánica de los residuos generados en sus hogares para la producción de lombricomposta.

Actualmente el grupo busca crecer su producción y comercializar sus productos, particularmente la lombricomposta, para ser aprovechada como método de fertilización orgánica y sustentable para las actividades agrícolas de su región.

Como parte del Programa de Áreas Naturales Protegidas de la Asociación Intermunicipal para la Protección del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Lago de Chapala (Aipromades), y con financiamiento de la Semadet, 60 mujeres de las comunidades rurales de San Juan Evangelista y San Lucas Evangelista, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, así como de Santa Cruz de La Soledad en Chapala, y San Miguel de La Paz en el municipio de Jamay,trabajaron 4 meses en la revegetación de las áreas protegidas de Cerro Viejo-Chupinaya-Los Sabinos, Sierra Cóndiro-Canales y Cerro San Miguel-Chiquihuitillo, a través del método Fukuoka de agricultura natural, por medio del cual elaboraron 70 mil esferas de arcilla con semillas seleccionadas de especies como guaje, guamúchil, palo dulce y tepehuaje, entre otras, para su dispersión y generación de renuevos en los bosques de estas áreas protegidas, mientras recibían capacitación en temas ambientales, de salud y de igualdad de género.

Con el apoyo de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (JICOSUR), la Sociedad Cooperativa de Producción Las Marías, en el municipio de Casimiro Castillo, produce café de mojote o de capomo, que se considera una bebida rica en nutrientes por su alto contenido de proteínas, vitaminas y fibras. Las Marías, de la Comunidad de Benito Juárez, se preocupan por la conservación y restauración de sus ecosistemas forestales, pues realizan la extracción de los frutos silvestres del árbol de capomo de una manera sustentable, utilizando sólo aquellos aptos para ser transformados, y respetando aquellos que no cumplen con las características necesarias para la producción, contribuyendo así con la conservación de la especie. Este grupo está conformado legalmente y cuentan con registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En el municipio de San Miguel Cuautitlán de García Barragán, se encuentra la Escuela de Campo San Miguel, también en el territorio de la JICOSUR, donde participan 15 mujeres en procesos formativos para la promoción de la ganadería sustentable, con prácticas que mantienen y mejoran la actividad productiva, así contribuyen en el bienestar de las familias productoras y los animales, sin causar daños al medio ambiente.

En la región Norte del estado, a través del programa especial en materia de desarrollo forestal que se implementa de manera conjunta por la Semadet y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), y con las colaboración de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para la Gestión Integral de la Región Norte (JINOR), se desarrollan las capacidades de mujeres indígenas de esta región, principalmente en los municipios de Mezquitic y Chimaltitán, donde se han realizado foros, cursos y exposiciones virtuales para impulsar la producción y promover el trabajo que realizan estos grupos de mujeres de las comunidades wixárika y tepehuana de la región.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *