Huerto orgánico beneficia físico y emocionalmente a mujeres en prisión

El cultivo de hortalizas, especias, hierbas aromáticas y plantas de ornato con propósitos terapéuticos y para el consumo de la población, es una realidad con el huerto ecológico que fue inaugurado en la sección femenil del Centro Integral de Justicia Regional (Ceinjure) de Ciudad Guzmán, con el proyecto que lidera la profesora e investigadora del Centro Universitario del Sur (CUSur), de la UdeG, doctora Norma Helen Juárez.

  Este huerto es parte del proyecto de colaboración inter-institucional “Horticultura urbana y nutrición: una estrategia de intervención multidisciplinar para mejorar la salud física y mental en mujeres privadas de la libertad”, en el que participan profesores, investigadores y profesionales de Nutrición y Psicología del CUSur, quienes a través de la agroecología fomentan la producción de hortalizas y la promoción de hábitos alimenticios saludables, así como incrementar la actividad física y el bienestar psicoemocional en las mujeres privadas de su libertad.

  El proyecto recibió recursos por parte de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres del Gobierno de Jalisco, a través de la asociación Alianza Ciudadana para el Desarrollo Regional Alternativo–Sur de Jalisco (ACDRA-SURJA), con el respaldo institucional y operativo del CUSur.

A la fecha, en ese espacio producen lechuga, col, cilantro, nopal, zanahoria, fresa, pimientos, acelgas, y pepino, entre otras hortalizas.

  Sin embargo, hace un año, una estudiante de la carrera de Nutrición, por medio de su servicio social, desarrolló un diagnóstico sobre el estado nutricional de las integrantes de la sección femenil del Ceinjure y encontró un problema de sobrepeso.

  “Eso nos motivaba más a no soltar el proyecto del huerto y a hacer toda esta gestión. Por ello, ahora tenemos este programa de nutrición de manera multidisciplinaria”, con la participación de Nutrición y Psicología trabajando en conjunto, informó.

  Dijo que se está preparando a las personas para que puedan decir a un empresario que saben cómo preparar una composta, un biofertilizante, una plaga, todo de forma sustentable.

  El Director General de los Centros de Readaptación Social, maestro José Antonio Pérez Juárez, destacó que la puesta en operación de este huerto orgánico es un ejemplo de terapia ocupacional que puede transitar hacia una terapia productiva, para que de esa forma las internas apoyen en el sostén de sus familias, con un salario digno y respeto a los derechos laborales. “Derechos que no se pierden por el hecho de estar en un proceso penal o cumplimiento de una sentencia”, subrayó.

  La inauguración del huerto orgánico y terapéutico se llevó a cabo el pasado martes 28 de enero de 2020.

Con información de Prensa UdeG

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *