Gobierno de Jalisco suspende actividades del laboratorio Hospital Puerta de Hierro

Al detectar que el Hospital Puerta de Hierro Andares subrogaba las pruebas rápidas para COVID-19 a un laboratorio externo, se hizo una supervisión exhaustiva a dicho establecimiento, donde se detectaron una serie de presuntas anomalías, entre ellas que carecía de autorización para operar como laboratorio, ya que ante Coprisjal estaba registrado como una óptica.

Ante el inminente riesgo sanitario se presentó de manera inmediata la denuncia ante la Fiscalía del Estado solicitando su intervención, por lo que derivado de las investigaciones la Coprisjal procedió a la suspensión de actividades de ambos laboratorios, mientras que la Fiscalía aseguró las instalaciones de la empresa subrogada para resguardar los indicios en el lugar.

El Secretario de Salud en el Estado de Jalisco, Fernando Petersen Aranguren señaló que uno de los indicios de estas irregularidades se encontró cuando el primer paciente positivo a COVID-19 detectado en el municipio de Cuautla, manifestó en un video que no era portador del virus porque se había hecho una segunda prueba en un laboratorio privado.

“Dicho laboratorio del Hospital Puerta de Hierro, no tiene el aval del InDRE para la realización de pruebas de COVID-19, por lo cual instruí de inmediato llevar a cabo una investigación sobre el manejo de pruebas ante el riesgo inminente de que se tratara de un falso negativo”, expresó Petersen Aranguren.

El titular de Salud recalcó que estas revisiones forman parte del trabajo diario de supervisión que se hace a todos los laboratorios y establecimientos que ofertan pruebas, así como a otros giros que pueden poner en riesgo la salud de los jaliscienses.

Dijo que actualmente en Jalisco solo hay tres laboratorios avalados por el InDre: el Laboratorio Estatal de Salud Pública, el Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS y la Unidad de Patología Clínica.

“Este tema es muy preocupante y tiene su origen en la escasez de pruebas para detectar COVID-19 a nivel nacional, ya que el Gobierno Federal sólo admite aquellas autorizadas por la Cofepris, lo que ha abierto la puerta a que algunas personas vean en esta limitante, la oportunidad para comercializar pruebas que no cumplen con los estándares de calidad, poniendo en riesgo la salud de la población, al ofrecer resultados que pudieran ser falsos negativos”, reiteró el Secretario de Salud.

Subrayó que la intervención epidemiológica en el municipio de Cuautla ha sido la adecuada, ya que se tiene plena certeza de los casos reportados como positivos y se ha identificado a los contactos, indicando también el aislamiento domiciliario.

A la fecha, en Cuautla se han tomado muestras a 25 personas sospechosas, de las cuales nueve han resultado positivas.

El funcionario hizo un llamado a la población para que eviten realizarse pruebas en establecimientos que no cuentan con certificación. A aquellos que acudieron a este laboratorio a practicarse la prueba de COVID-19, los instó que llamen cuanto antes al Call Center habilitado por el Gobierno de Jalisco para que reciban instrucciones por parte de profesionales de la salud.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *