“Gavilán o Paloma”, la película que mostró a José José sin máscaras

Aunque con un estreno gris por el terremoto que el 19 de septiembre de 1985 sacudió la Ciudad de México, la película Gavilán o Paloma es un retrato fiel de las vicisitudes a las que se enfrentó José José para convertirse en “El Príncipe de la Canción”, aseguró el cineasta Alfredo Gurrola.

En entrevista con Notimex, Gurrola, quien dirigió el filme en 1984, compartió que aunque se rodó a partir de un guion de Fernando Galiana, tanto José José como Anel metieron mano a los diálogos para ofrecer un discurso más sincero sobre su surgimiento artístico, sus logros, éxitos y altibajos por los excesos y el alcohol.

“Él fue bastante generoso al compartir su vida, su historia, y una vez que el guion estuvo terminado, junto con Anel estructuró unos diálogos para romper clichés de películas de boxeadores o futbolistas. Yo juzgué más sincero lo que propusieron que lo que había escrito el guionista”, mencionó el cineasta que por ese entonces tenía 32 años de edad.

Producida por Carlos Amador, la cinta de 35 milímetros da cuenta de la vida de José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José, quien fue hijo de un cantante de ópera frustrado y que tuvo que trabajar como obrero, en una imprenta y cantante de bar para lograr consolidarse en los escenarios.

Sin embargo, al conquistar la fama se volvió alcohólico y se casó con la mujer rica y promiscua que lo lleva a la ruina, hasta que recupera la “estabilidad” al contraer matrimonio con una joven actriz.

“Mientras filmamos se encontraba en una etapa de toma de conciencia y aunque había ciertos excesos, el alcohol lo tenía muy restringido”, detalló Gurrola, quien hizo su debut formal como director dentro de la industria cinematográfica con La sucesión.

De acuerdo con el también maestro del Centro de Educación Artística (CEA), entre la planeación de la película se filmó una serie de “stock shows” de presentaciones de José José en Miami, Puerto Rico, Nueva York, entre otras, y auque llevaba mucha disciplina física antes del concierto, tras su actuación podía perderse en los excesos dos días, pero tenía que estar listo para la próxima actuación.

En aquel entonces su mánager era Manuel Noreña, hermano de Anel, quien le decía: “Ya cumpliste, llegaste, lo hiciste muy bien, piérdete dos días”, y cuando venía el concierto se restringía otra vez, comentó Gurrola.

Parte de lo aprendido por Gurrola durante la filmación fue que un borracho siempre actúa como si no lo estuviera, así que cuando él le pedía a José José que actuara como si estuviera borracho, “El Príncipe de la Canción” le compartía: «Los borrachos actúan como si no lo estuvieran, por lo que descubrió que en acción es mucho más explícito intentar fingir mantener el equilibrio, que el balbucear, por ejemplo.

“Él fue una gente muy lastimada desde chico, su padre era alcohólico, fue engañado por sus mánagers, varios trepadores le robaban dinero, y aunque en un principio era muy hosco, luego fue soltándose para hacer una buena película”, comentó.

Y pese a que su estreno tuvo que ser reprogramado en taquilla y no le fue muy bien a consecuencia de la cercanía que hubo con el terremoto de 1985, Gurrola aseguró que Gavilán o Paloma fue una gran película para su tiempo y conectó muy bien en los países en los que fue distribuida, sobre todo en América Latina.

El reparto de la cinta lo integran Christan Bach, Gina Romand, Jorge Ortiz de Pinedo, Norma Lazareno, Rafael Baledón, entre otros actores. Además contó con la fotografía de Javier Cruz Ruvalcaba, la edición de Francisco Chiu Amador y la música de Bebu Silvetti.

Es de mencionar que el cantante mexicano, quien fue diagnosticado con cáncer de páncreas, decidió volver a contar su vida sin tapujos en la serie de televisión biográfica, José José, El Príncipe de la Canción, con el objetivo de poner sobre la mesa el devastador efecto del consumo de alcohol que causó la muerte de su padre y su primer representante, Raúl Ortiz.

Con información de Notimex

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *