Enrique Peña Nieto festeja su cumpleaños bajo la sombra del caso Lozoya

Pese a la atención mediática brindada a la extradición del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, algunos miembros de la clase política mexicana aprovecharon sus cuentas de redes sociales para recordar el cumpleaños del expresidente de México, Enrique Peña Nieto.

El 20 de julio, el antecesor de Andrés Manuel López Obrador cumplió 54 años, aunque su nombre actualmente es señalado en la trama de corrupción que encabezó la compañía brasileña Odebrecht en México. Además, sobre él pesan sospechas de estar involucrado en el pago de sobornos a legisladores para la aprobación de la reforma energética impulsada por su administración en 2013.

Junto con Peña Nieto, varios de sus principales colaboradores están bajo sospecha de las autoridades mexicanas. El exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, por ejemplo, ha sido de los primeros señalados por Lozoya ante su presunta participación en la negociación y autorización de contratos a Odebrecht, según una nota publicada por el semanario Proceso.

Probablemente por esta razón la figura del expresidente cada vez sea menos visible en redes sociales. En su cuenta de Twitter, por ejemplo, publicó los mensajes más recientes en abril, a fin de expresar sus condolencias por la muerte del exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y del exgobernador del Estado de México, Ignacio Pichardo.

Aunque su actual pareja, Tania Ruiz, sí publicó en su cuenta de Instagram un mensaje para felicitar a Peña Nieto por su cumpleaños, ninguno de sus hijos o familiares se expresó públicamente por esta fecha.

https://www.instagram.com/p/CC4Rk0Npvxa/?igshid=zw7xrw2pol7h

Además de Emilio Lozoya, la exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, y el abogado de Peña Nieto, Juan Collado, están detenidos. Ambos podrían negociar un acuerdo similar al logrado por el exdirector de Pemex con las autoridades mexicanas a fin de obtener sentencias reducidas, lo cual podría atraer más atención para el exmandatario.

Ante todos estos riesgos, Peña Nieto se mantiene en silencio, aunque expectante al desarrollo de las investigaciones que la Fiscalía General de la República encabeza.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *