Denuncian familiares de presos negligencias en Puente Grande

Ante la emergencia sanitaria por COVID-19, a partir del 22 de marzo la Dirección de Reinserción Social del Estado de Jalisco, tomó como medida preventiva para evitar contagios, suspender de manera indefinida las visitas de familiares de personas privadas de la libertad en los centros penitenciarios de la entidad. 

A través de un comunicado, los familiares de personas privadas de la libertad en los Centros de Reinserción Social del Complejo Penitenciario de Puente Grande han manifestado su inconformidad, ya que, pese a que se habría anunciado que las autoridades les brindarían información sobre el estado de salud de sus seres queridos, hasta el momento, esto no ha sucedido; a la par, denunciaron las negligencias que las autoridades penitenciarias en el estado ha tenido respecto a las medidas sanitarias que se aplican a personas internas y funcionarios.

Han requerido acciones inmediatas al Gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, al Director de Reinserción Social José Antonio Pérez Juárez, a la Secretaría de Salud Jalisco y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco.

Al 1 de mayo, en el complejo penitenciario se han confirmado 51 casos positivos de COVID-19.

Organizados, Familiares Unidxs de Personas Privadas de su Libertad, denunciaron a través de un comunicado que las autoridades del estado de Jalisco no les han proporcionado información clara y suficiente respecto al estado de salud de sus familiares que se encuentran dentro de los Centros de Reinserción Social de Puente Grande Jalisco.

La preocupación y la incertidumbre se han acentuado luego de que, lamentablemente, Ricardo Cárdenas, empleado de limpieza en el Reclusorio Preventivo, perdiera la vida por COVID-19. Por lo que sus allegados han señalado a medios de comunicación, el señor Ricardo padecía de diabetes y, por lo tanto, hubo una negligencia de parte del Director de Reinserción Social, José Antonio Pérez Juárez, quien fue omiso a las indicaciones del Gobierno Federal sobre retirar del espacio laboral a grupos vulnerables. 

A ello se suman los 51 casos de COVID-19 confirmados dentro del Complejo Penitenciario de Puente Grande, esto de acuerdo con los datos de la página oficial del Gobierno de Jalisco, hasta el 1 de mayo.

Frente a esta realidad, a través de un comunicado de inconformidad y exigencia de medidas sanitarias, las y los familiares de personas privadas de la libertad, piden que se esclarezca en qué Centro Penitenciario se encuentran los casos positivos de COVID-19:

“Aún sabiendo la delicadeza del asunto no dejan claro a qué centro penitenciario pertenecen tales contagios. Es necesario que nos estén manteniendo al tanto de lo que sucede ahí adentro […] Nosotrxs tenemos derecho a la información clara y verídica de lo que está ocurriendo dentro de cada centro penitenciario, pues nos preocupa la seguridad de nuestrxs familiares que se encuentran ahí”, señalaron los familiares en el comunicado. 

Habrá que precisar que el pasado 5 de marzo fue puesto en marcha el P​rotocolo Penitenciario de Prevención y Detección Temprana del Covid-19, dentro del estado de Jalisco, el cual incluía presuntamente, medidas preventivas sanitarias, de concientización y sanitización dentro de las cárceles del estado. Sin embargo, fue hasta el 22 de marzo que, ante el incremento de casos de COVID-19 en la entidad, la Dirección de Reinserción Social del Estado de Jalisco, anunció que se suspenderían por un plazo indefinido las visitas a todos los centros penitenciarios y sólo se permitirían visitas en casos jurídicos y humanitarios especiales. De acuerdo con este mismo documento, se dispondría una línea telefónica donde familiares podrían tener acceso a información sobre el estado de salud de sus seres queridos privados de la libertad.

Sin embargo, esto no ha sido así.

Asimismo, haciendo mención de una noticia que fue publicada en el periódico Mural el 17 abril, respecto a la denuncia que realizó personal del reclusorio de Puente Grande sobre el riesgo que sentían de contraer coronavirus por la falta de medidas sanitarias, señalaron que, pese a la gravedad de estos hechos en la misma nota se da cuenta de que “la Dirección de Reinserción y Prevención Social siguió permitiendo los encuentros deportivos entre reclusos y que mujeres privadas de la libertad visitaran varios reclusorios varoniles”. En la publicación se señala que en estas reuniones hubo apuestas, bebidas embriagantes, carne asada y albercas.

Con Información de zonadocs.mx

Publicado previamente en

https://www.zonadocs.mx/2020/04/26/familiares-denuncian-negligencias-en-centros-penitenciarios-de-puente-grande-frente-a-casos-positivos-y-muerte-por-covid-19/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *