Del "No nos ha ido tan mal con la pandemia", al “la estrategia que se hizo en Jalisco sigue dando buenos resultados”

Del "No nos ha ido tan mal con la pandemia", al “la estrategia que se hizo en Jalisco sigue dando buenos resultados”

«No nos ha ido tan mal con la pandemia», dijo el presidente de México, este sábado por la tarde durante un evento en Cotija, Michoacán, para la inauguración de un cuartel de la Guardia Nacional.

Si bien es cierto que, el contexto de lo dicho por López Obrador está relacionado con los valores familiares, el soltar la frase: «No nos ha ido tan mal con la pandemia», en los momentos en que el país se encuentra sumido en el peor registro de contagios y defunciones por Covid-19, es, por lo menos, ¡Irresponsable!

El 4 de junio del 2020, el doctor Hugo López-Gatell Ramírez presentó lo que sería un escenario muy catastrófico para México. Aquel día, habló primero ante los diputados en una reunión virtual y luego en su conferencia vespertina, de las proyecciones de la Secretaría de Salud respecto al número de víctimas mortales que podría traer a México la pandemia, dijo esto:

“Para hacer esa estimación consideramos un repertorio, un rango, un intervalo de incidencias de tasas de ataque, desde 0.1 la que existía… bueno, 0.5 la que existía en ese momento en Hubei 0.5 por ciento, y quisimos estimar de más y no de menos; entonces, consideramos 0.5, 0.1, 0.2, 0.5, o sea, .05, 0.1, 0.2, 0.5, 1 e incluso 2, y en ese intervalo tuvimos un conjunto de números que presentó el doctor López Ridaura en una ocasión aquí cuando habló del proceso de escalamiento hospitalario y la procuración de insumos, el mínimo era seis mil, otro escenario era ocho mil, otro era 12 mil 500, que lo presentamos en una conferencia de prensa el 27 de febrero, allá en Lieja, en la Secretaría de Salud, y teníamos así hasta 28 mil, que se redondea a los 30 mil, incluso un escenario muy catastrófico que pudiera llegar a 60 mil”, señaló López-Gatell

Y luego explicó el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud:

“¿Cuál de ellos es el real?

La respuesta es: todos pueden ser reales en distintas condiciones. Cuando se hace una estimación, y eso yo sé que a veces en la opinión pública y en las primeras planas viene este gusto por querer encontrar la bola mágica, la bola de cristal y tener un acto casi de adivinación mágica, lamento decepcionarles, que la ciencia no funciona así.

Lo que se hace en un recurso científico y técnico es tener un intervalo de escenarios plausibles que dependen de condiciones, el famoso si y sólo si, depende las condiciones de lo que ocurra es lo que va a ser una consecuencia”, sentenció Hugo López-Gatell.

Sí como decía ese 4 de junio López-Gatell, el número de muertes dependía de lo que ocurriera según las condiciones de la pandemia, ¿Qué se dejó de hacer para que el número de fallecimientos llegara el sábado 9 de enero de este año a 133, 204?

Estamos terminando la peor semana desde el inicio de la pandemia, se rompió el récord de contagios en cuatro ocasiones y se presentaron más de mil fallecimientos en 5 de los 7 días.

¿En verdad «No nos ha ido tan mal con la pandemia»? Hay más de 133 mil hogares enlutados en el país, en menos de un año.

Expertos internacionales dicen que México solo tiene un panorama mínimo de la escala real de la epidemia porque está haciendo pruebas a muy pocas personas.

En México solo 0,4 personas de cada mil se hacen la prueba del virus, es decir, México tiene la proporción más baja entre las decenas de naciones de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, que promedian unas 23 pruebas por cada mil personas.

Se cumplen ya siete meses de la fecha fijada por el doctor López-Gatell como el pico de la pandemia. Vaya que se han sobrepasado los números que al principio escandalizaban, hoy por increíble que parezca, el aumento en el número de defunciones no incomoda a ninguna autoridad. Y eso que tenemos el índice de letalidad más alto del mundo.

Pero, si a nivel nacional los números son alarmantes, Jalisco tampoco es el ejemplo de control de la pandemia que el Gobernador del Estado ha presumido.

Hasta este momento, Jalisco ocupa el 3° lugar en el país, en el número de fallecimientos por Covid-19 y es 4° lugar nacional en cantidad de contagios confirmados, sus propias cifras RADAR lo demuestran. El Estado es el séptimo con menos incidencia en la tasa de defunciones por cada 100 mil habitantes, pero, era el noveno hasta hace unos días.

Jalisco ha acumulado 154 mil 393 casos confirmados de Covid-19, desde el 14 de marzo pasado cuando se notificó el primer paciente Covid positivo en el Estado.

Este sábado 9 de enero, Jalisco rompió récord de casos confirmados, llama la atención que aun y cuando se aumentó la cantidad de pruebas la positividad siguió igual, en 47.7%

Rogelio Campos, especialista en manejo de datos, recordaba en sus redes sociales que:

“En las últimas 2 semanas ha habido más muertes que en los primeros 4 meses de la pandemia.

Marzo-junio (120 días): 685

Últimas 2 semanas (14 días): 798

La semana 44 fue la del botón de emergencia y en esa semana hubo 200 muertes, en esta semana, hubo 479 muertes. Más del doble”.

Este récord en muertes y contagios confirmados por Covid-19, se da un día antes de terminar las restricciones horarias impuestas por el gobierno de Jalisco, mismas que, el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez confirmó que no se extenderán:

«Déjenme dejarlo claro, las medidas de contención que anunciamos al cierre del año tienen vigencia hasta este próximo domingo. A partir del domingo termina el periodo de suspensión parcial de actividades que diseñamos a partir del 25 de diciembre, es muy importante entenderlo, no se va a prolongar. A partir de ahí regresamos al punto donde estábamos» enfatizó el mandatario jalisciense.

«Con los datos de la próxima semana, tomaremos decisiones junto con la Mesa de Reactivación Económica y la de Salud, no son decisiones unilaterales del Gobernador, son decisiones que durante todo este proceso, hemos ido tomando de manera condensada con los especialistas en salud pública y con todos los actores de la actividad económica», dijo Enrique Alfaro, curioso es que ahora ya no aparece junto al Rector de la UdeG, cuya institución ha estado corrigiéndole la plana al Gobernador jalisciense cada que ha buscado abrir comercios y centros de diversión, ahora solo habla de las mesas que tiene en la  fonda de Manuel Acuña, mismas que el designa y cuyas decisiones empiezan a saturar los sistemas de salud en Jalisco.

Hugo López-Gatell cometió un error a nivel nacional: No prolongar un mes más el encierro. Después de ese momento se aceleraron los contagios y muertes. En Jalisco, cada vez es más urgente aplicar medidas efectivas para cortar la línea de contagio del Covid-19 y evitar muertes por saturación en los servicios de salud, ¿De verdad vamos a seguir con nuestra vida normal a partir de hoy lunes?

El domingo por la mañana, el periodista Alfonso Márquez en sus redes sociales hace pública la saturación de camas en hospitales particulares, no hay dónde recibir pacientes contagiados de Covid-19 en los hospitales privados.

Y en cuanto a la atención en casa, el periódico El Informador, da a conocer que tanques de oxígeno medicinal y concentradores comenzaron a escasear debido al repunte de coronavirus en Jalisco. En diferentes tiendas de la ciudad hay ya escasez de oxígeno, motivo por el cual, el precio de los insumos aún disponibles comenzó a subir, y ahora se venden al doble de lo que costaban.

Por ejemplo, un tanque chico que costaba 2 mil pesos pasó a 3 mil 490 y hasta 4 mil 700 pesos. Y el tanque grande, que se vendía en 3 mil pesos, se consigue hasta en 5 mil 300 pesos en tienda física, si hay disponibilidad, y en 7 mil 500 pesos en redes sociales, señala en su nota El Informador.

Hace unos meses, el Gobernador, Enrique Alfaro decía que íbamos muy bien, íbamos un paso adelante en la lucha contra el Covid-19, éramos según él, el ejemplo nacional de cómo tratar con la pandemia, teníamos a los mejores asesores -mismos que no han dado la cara conforme aumentan las defunciones en Jalisco-; y entonces, la Mesa ampliada para el plan estratégico de reactivación económica de jalisco por la contingencia del covid-19, empezó a abrir comercios no esenciales, bares, estadio, parar transporte público en horas pico, total íbamos muy bien.

Este lunes, el periódico MURAL habla de empresas de ambulancias privadas que trasladan hasta 7 pacientes por día, quienes llegan a esperar hasta 3 horas para poder ingresar a un hospital en ZMG.

Los crematorios municipales incineraron en diciembre un promedio de 13 cuerpos por día, un total de 401 cadáveres.

Hoy que nuestra realidad nos alcanza, con 1,600 casos confirmados de Covid-19 y 87 muertes registradas en las últimas 24 horas del sábado, se piensa en abrir escuelas, abrir actividades comerciales normales y esperar todo salga bien, por supuesto que la población tiene una importante responsabilidad en el incremento de los contagios, por caer en la tentación de salir de forma innecesaria a la calle, visitar centros comerciales sin necesidad, reunirse en bares y restaurantes sin prestar atención a las medidas de salud necesarias, pero, ¿A caso no es responsable del aumento de fallecimientos por Covid -19 también el Gobierno del Estado al enviar su mensaje de “la estrategia que se hizo en Jalisco sigue dando buenos resultados”, mientras los casos de contagio tienen un explosivo aumento?

Y mientras ya no hay lagrimas del gobernador Enrique Alfaro por los 87 muertos por Covid-19 de ayer, ni por los 798 fallecimientos de los últimos 14 días, y ya solo es una estadística decir que Jalisco registra 6,512 familias que han vivido la perdida de un familiar por causa de la pandemia, los jaliscienses debemos escuchar a nuestros gobernantes, federal y estatal, coincidir en un mensaje:

«No nos ha ido tan mal con la pandemia», “la estrategia que se hizo en Jalisco sigue dando buenos resultados”. El Covid-19 sobrepasó a nuestros gobernantes, los evidenció en su real incapacidad de tomar decisiones que puedan resolver, estamos solos para enfrentar la crisis de salud que se vive y por falta de gobernantes con visión de estadistas se agravará, ¡Quédate en casa! Ahí está tu oportunidad de sobrevivir a esta enfermedad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *