Covid-19 en México, Sistema de Salud a prueba

La revisión de lo vivido por países que han estado enfrentando la enfermedad de su población por causa del Covid-19, nos deja claro que los gobiernos logran una mayor capacidad de respuesta y, por tanto, de control de daños, dependiendo de:


– La capacidad y eficacia de reacción ante la crisis por parte de sus instituciones.
– La disponibilidad de personal capacitado y de equipo técnico adecuado para el manejo de enfermos infectocontagiosos.
– La disciplina y responsabilidad social de la población para acatar las medidas restrictivas que se impongan.  
El inminente aumento de casos de Covid-19 en México, hace necesario revisar la situación en que se encuentra nuestros sistemas de salud para hacer frente a la enfermedad. Para ello es necesario reconocer que:
– Tenemos una población mayor a cualquier país europeo. 
– Nuestro sistema de salud está por debajo de los requerimientos necesarios.
– Los equipos médicos son menores en tecnología y numero, respecto a los que países que se encuentran al borde del colapso tienen.

Según los indicadores presentados en Health at a Glance 2019 – OCDE División de Salud, Ciudad de México, noviembre 2019, realizado por Federico Guanais, México enfrenta al Covid-19 con un déficit de infraestructura y personal médico.


En comparación con los países más afectados por el Covid-19, México tiene 1.4 camas de hospital por cada mil habitantes, mientras que en China hay 4.3, en Italia 3.2 y en España son 3 por cada mil personas.

En conferencia de prensa Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), informó que la red de hospitales públicos de todo el país, que incluye los de la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex, los de las secretarías de Marina y Defensa Nacional pueden poner a disposición alrededor de 3 mil camas para cuidados intensivos, que atenderían a pacientes graves por coronavirus.

La Secretaría de Salud ha informado que las instituciones aportan de la siguiente manera las camas disponibles: IMSS 1,867 camas y 2,565 ventiladores para soporte respiratorio; ISSSTE, 551 camas y 3,064 ventiladores; Pemex, 102 camas y 103 ventiladores, y Salud 218 camas y 443 ventiladores.

El Sector Salud cuenta con 69 mil 896 médicos generales y familiares, 94 mil 603 médicos especialistas, 10 mil odontólogos y 26 mil 066 residentes. 
Hay además 144 mil 784 enfermeras generales, 36 mil 602 enfermeras especialistas y 104 mil 853 auxiliares de enfermería, según datos del Sistema Nacional de Información en Salud.

Sin embargo, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, informó que en la estrategia que sigue el gobierno federal para enfrentar la pandemia del Covid-19, se prevé una tasa de ataque del 0.02 por ciento, lo que significaría un total de 26 mil casos positivos. 
Siguiendo el modelo estadístico de la Secretaría de Salud, 80% de los casos positivos en Covid-19 no necesitarían hospitalización, 15% necesitarían hospitalización, 5% requerirían terapia intensiva. 

¿Cuánto tenemos en infraestructura?

Fue la pregunta que el martes 24 de marzo, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, lanzó al aire en la rueda de prensa mañanera que realiza el presidente de la Republica. 
La respuesta más completa fue la del encargado de implementar el Plan DN-III, por medio del cual se atendería el Covid-19 de convertirse en desastre nacional.

Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la defensa nacional y el Plan DN-III
“¿Qué tenemos?, ¿cuáles son nuestras capacidades dentro del sistema de sanidad militar?


Tenemos mil 738 médicos, mil 727 enfermeras, oficiales de sanidad 884, que estos oficiales de sanidad es lo que viene siendo un paramédico, las tropas de sanidad ocho mil 152, que es el personal que apoya toda esta infraestructura, cirujanos dentistas 649.


Aquí estamos previendo que estos cirujanos dentistas que son parte de la infraestructura de salud de la Secretaría de la Defensa Nacional pueden, previa capacitación, servirnos para incrementar nuestras capacidades en las diferentes instalaciones que vamos a utilizar dentro del Plan DN-III.
También tenemos personal operativo en apoyo a la estructura de sanidad, tres mil 600.


Estos son soldados, son tropas que de alguna manera también, con una capacitación que les demos, nos pueden servir para las funciones más básicas en la estructura de sanidad, haciendo un total de 16 mil 750 hombres que podemos emplear en nuestra estructura para atender esta emergencia.


En transportes aéreos y terrestres tenemos 100 ambulancias de terapia intensiva, tenemos 470 ambulancias nada más de traslado y vehículos para el transporte de insumos, contamos con dos mil 337 vehículos de carga, 12 aeronaves de ala fija, 22 aeronaves de ala rotativa, helicópteros, que nos van a servir de acuerdo a sus capacidades de cada uno de estos hacer llegar los insumos o el material que se salud que se requiera a cualquier parte de la república.


Ya se establecieron, en coordinación con el sector salud, las rutas que podemos implementar para hacer llegar a los diferentes estados, las diferentes instalaciones, todo el material que se requiera.
Nuestras capacidades en instalaciones, tenemos un hospital de alta especialidad que está en la Ciudad de México, son cinco hospitales.
Aquí están las especialidades, ahí las pueden observar: el Hospital Central Militar, el Hospital Militar de Especialidades de la Mujer y Neonatología, la Unidad de Especialidades Médicas, la Unidad de Especialidades Odontológicas, que puede ser también adaptada, como ya lo mencioné, en relación al personal, el Centro de Rehabilitación Infantil.


También tenemos en segundo nivel, tenemos cuatro hospitales de especialidades distribuidos en Yucatán, en Jalisco, en Nuevo León y en Sinaloa, son nuestros cuatro hospitales.


También hospitales de región, que están también distribuidos en los diferentes estados, aquí casi en todos o dentro de nuestra delimitación territorial tenemos 12 regiones militares que abarcan varios estados, de dos o tres estados, y ahí están ubicados estos hospitales para atender regionalmente alguna necesidad, y estos están considerados dentro de esta aplicación del Plan DN-III.


Y también 19 hospitales de zona de segundo nivel, haciendo un total de 36 hospitales de este segundo nivel.


Entonces, estas unidades también las estamos incorporando en el plan porque son las partes donde tendremos o tenemos mayor concentración de población, haciendo un total de 272 instalaciones de primer nivel y en total general de los hospitales 313 instalaciones sanitarias para la aplicación del plan.


Las capacidades de hospitalización: dos mil 523 camas censadas, 50 camas de terapia intensiva y 23 cuartos para aislamiento, esto es nuestros hospitales.


Nuestros 15 hospitales militares de zona y 37 unidades operativas que vamos a acondicionar para que den terapia intensiva.
En cada una de estas 52 instalaciones tendremos 20 camas con ventiladores, haciendo un total de mil 40.


También, de los hospitales de la Secretaría de Salud, de los 10 que ya tenemos identificados, también ahí se establecerán 30 camas con ventiladores, haciendo un total de 300 y 50 camas para hospitalización nada más, haciendo un total de 500.


Tenemos otros 17 hospitales del sector salud que ya estamos revisando, el día de hoy iniciará la revisión para también incorporarlos al Plan DN-III para poderlos operar e incrementar las capacidades, tanto de terapia intensiva como de hospitalización.


Adicionalmente de estas unidades operativas, vamos a acondicionar 41 para hospitalización con 30 camas cada uno. Ahí tenemos el total, mil 230, y el total general de camas, tanto de terapia intensiva y de hospitalización serán tres mil 70 camas.


Hicimos una proyección en cuanto a cómo podríamos emplear estas capacidades que determinamos en las instalaciones y estamos estableciendo que, para terapia intensiva, considerando el tiempo que nos ha mencionado el sector salud, que son más o menos en 30 días, podría salir una persona de esto, de presentar la enfermedad. Bueno, estamos dividiendo esos 30 días o tomándolos como referencia para hacer cuatro fases de atención y entonces estaríamos teniendo una capacidad de mil 300 personas infectadas con la enfermedad.


Y en hospitalización hicimos lo mismo, considerando 15 días que pudiera salir de su proceso y, también, aproximadamente mil 700 personas en cinco fases.


Aquí son necesidades de la Secretaría de la Defensa para hacer operativa la infraestructura. A pesar de que tenemos una cantidad importante de recursos, ya se los cité, 16 mil, más de 16 mil 750 hombres, necesitamos estas tres mil 694 personas más especialistas de la salud para poder atender todo lo que vamos a escalar de nuestras instalaciones.


Tenemos médicos cirujanos, enfermeras y personal que se dedique a la limpieza de estas instalaciones.


Es una gran cantidad, que ya empezamos hacer difusión para dar… para contratación de todo este personal que nos apoyará en la aplicación del Plan DN-III.


Finalmente, un resumen de lo que sería la aplicación del Plan DN-III. Ahí tenemos el personal militar con el que ya contamos, con el que existe, el personal profesional de la salud por contratar, haciendo un total para la aplicación del plan de 20 mil 444 hombres, en instalaciones hospitalarias para terapia intensiva 62, para hospitalización 41; y haciendo la proyección que les mencionaba yo en base al tiempo que deben de estar en terapia intensivas u hospitalizados, tendremos una capacidad de 14 mil 60 personas beneficiadas y medios de transporte, 34 aeronaves, dos mil 337 vehículos terrestres con un total de dos mil 371”, informó el secretario de la Defensa Nacional.


Falta de personal.


En cuanto a personal, López-Gatell dijo: “Desde que se estableció el Instituto de Salud para el Bienestar se estableció una convocatoria para contratar a personal de salud general y especializado. Hoy reiteramos que la convocatoria sigue abierta. Ya de las 43 mil personas contempladas por contratar, ya hemos completado más de mil 200 personas; sin embargo, en este momento necesitamos acelerar el proceso de reclutamiento, por lo que invitamos a personal de salud de las distintas especialidades señaladas en la imagen a que atienda la convocatoria y se comprometa con el futuro de este país, siendo una persona que ayuda a enfrentar la epidemia. La convocatoria está abierta, los datos son disponibles”, así las contrataciones en salud, según el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.


El factor ciudadano.


La situación que se vivirá en México frente al Covid-19, será complicada si los ciudadanos no aportamos nuestro esfuerzo personal, cuidando el no contagiarnos. La capacidad hospitalaria que se está buscando adaptar, podría colapsar si no ponemos de nuestra parte. 
Recordemos, con el Covid-19 se habla de miles de ciudadanos buscando atención, en un país que ya tiene colapsados sus servicios médicos y está tratando de organizar un nuevo modelo de salud.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *