AVANZA IDENTIFICACIÓN DE LOS 20 CUERPOS DE IXTLAHUACÁN DE LOS MEMBRILLOS

Los datos de prueba encontrados entre las personas fallecidas abandonadas en un canal de aguas negras ubicado en los límites de los municipios de Ixtlahuacán de los Membrillos, El Salto y Tlajomulco de Zúñiga, han permitido a la Fiscalía del Estado (FE) la identificación de varias víctimas de este hecho.

Aquí algunos de los casos de identificación proporcionados por la Fiscalía del Estado:

– Gracias a un tatuaje en el tobillo de la víctima en el que se apreciaba un nombre masculino y que resultó ser del padre del fallecido, que la Fiscalía Regional en conjunto con la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas pudo identificar que correspondía a un hombre de 35 años, quien contaba con una denuncia por desaparición de fecha del 25 de febrero del presente año, con domicilio en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos.

– Fue el padre de la víctima quien luego de perder contacto con él desde el mes de enero acudió a las Instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para tratar de localizar a su familiar, a quien identificó entre las 17 personas que permanecen como Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI) gracias a varios tatuajes que tenía en su cuerpo.

De acuerdo con los datos proporcionados por la familia, el fallecido tenía 30 años y su domicilio se ubicaba en el fraccionamiento Los Cántaros, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

Los parientes aseguraron que tenían poca relación con éste, aunque mantenían comunicación a través de una aplicación del teléfono celular, misma que dijo perdió desde las primeras semanas de enero, creyendo que se encontraba fuera de la ciudad por motivos de su trabajo.

– La identificación se logró mediante las huellas dactilares que permitieron esclarecer que esta persona es originaria de Jalisco y el AFIS reveló que podría ser vecino de El Zapote, en Tlajomulco de Zúñiga, por lo que agentes de la Fiscalía del Estado están tratando de ubicar a los parientes de la víctima quien contaba con antecedentes penales.

– La víctima identificada se trata de un hombre de 37 años, de oficio cocinero, quien era vecino de Ixtlahuacán de los Membrillos, y quien fue reconocido oficialmente por sus familiares.

De las indagatorias se desprende que los parientes de esta persona dejaron de saber de él en diciembre de 2018 cuando no llegó a la reunión familiar de Navidad, cosa que no les extrañó porque anteriormente había desaparecido durante un mes.

La víctima fue identificada gracias a varios tatuajes con los que contaba el fallecido.

– Familiares de la mujer de 32 años, acudieron a realizar la identificación oficial tras reconocer dos tatuajes que tenía la víctima y de las indagatorias se desprende que fue vista por última vez a inicios de febrero de este año.

La mujer era vecina del fraccionamiento Los Cántaros, en Tlajomulco de Zúñiga.

– En el caso del hombre, quien contaba con 25 años, se pudo identificar mediante sus huellas dactilares y agentes de la Fiscalía del Estado buscaron a sus familiares, quienes lo identificaron plenamente por los tatuajes que tenía en su cuerpo.

El hombre era vecino de la colonia El Campesino, en San Pedro Tlaquepaque y de acuerdo con las indagatorias, era común que éste no llegara a dormir a su domicilio, por lo que a los parientes no les pareció extraño cuando lo dejaron de ver hace días.

-Un hombre de 36 años es la víctima identificada oficialmente, era vecino del fraccionamiento Puerta del Sol, en Ixtlahuacán de los Membrillos y fue reconocido por su hermano.

De las indagatorias se desprende que el hombre fue visto por última vez el 20 de febrero pasado cuando acudió al municipio de Chapala y ya no regresó a su domicilio.

-Una de las víctimas tenía 55 años, era vecino de la colonia Jardines de la Calera, en Tlajomulco de Zúñiga y contaba con antecedentes penales.

En las indagatorias se establece que fue visto por última vez a inicios de febrero pasado por uno de sus hermanos, quien fue el que finalmente lo identificó de manera oficial.

-Fue reconocido oficialmente por su mamá otra de las víctimas que era vecino del fraccionamiento Los Cántaros, en Tlajomulco de Zúñiga y contaba con 19 años.

De las indagatorias se desprende que el joven fue visto por última vez el 29 de enero de este año cuando salió de su domicilio sin informar hacia dónde se dirigía y ya no regresó a la misma.

Tras interponer la denuncia de desaparición, los familiares estuvieron acudiendo al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses hasta que finalmente localizaron a su pariente y realizaron la identificación.

-Vecino del fraccionamiento Villas de la Hacienda, en Tlajomulco de Zúñiga era otra de las víctimas localizadas en el canal de aguas negras ubicado en los límites de Ixtlahuacán de los Membrillos, El Salto y Tlajomulco.

El fallecido contaba con 25 años y fue reconocido oficialmente por su hermano.

De acuerdo con las investigaciones, la víctima fue vista por última vez por sus parientes entre el 21 y 22 de febrero pasado.

Tras interponer la denuncia de desaparición, los familiares acudieron en dos ocasiones a las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, siendo la última vez el pasado fin de semana.

En esta ocasión les mostraron fotografías de una persona que coincidía con las características del hombre, además que el hermano reconoció unos guantes que la víctima llevaba y que le había regalado días atrás.

Toda la información que se encuentra de las victimas abandonadas en el canal en los límites de Ixtlahuacán de los Membrillos, se comparte con otros estados para aumentar la posibilidad de identificación.

La Fiscalía del Estado continúa recabando información que permita avanzar en la identificación de las víctimas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *