ÁNGEL DE LA JUSTICIA

ÁNGEL DE LA JUSTICIA

Empieza el proceso electoral y en consecuencia, los grandes teatros mediáticos en aras de lograr las designaciones a las candidaturas, llama la atención lo que pasa con el partido del presidente, Morena, y el suspirante que parece aún no le ha entendido a esto de la política, me refiero al doctor y eterno suspirante al poder político, Carlos Lomelí Bolaños, recientemente acusado por la adjudicación irregular de contratos gubernamentales a empresas farmacéuticas

Como si la legalidad en México fuera fiable, implacable, lejos de duda y con la certeza de que sus veredictos sean, en su mayoría, sin sospecha de corrupción, hoy sale a jugar a la víctima, a decir que fue exonerado de las acusaciones en su contra, argumentando que “No se acreditó ninguna de las faltas por las que me señalaron, fallaron aquellos perversos que me quieren quitar del camino, fallaron aquellos a quien mi lucha a favor de la justicia del pueblo de Jalisco les estorba, fallaron los maestros del engaño, de la simulación y del saqueo”

¿Lucha por la justicia? ¿A qué se refiere? La megalomanía de este hombre es impresionante, más cuando, siguiendo los pasos de AMLO, se tira al suelo y se queja “Desde hace año y medio he sido objeto de difamación por parte de organizaciones que están viendo afectados sus intereses por la Cuarta Transformación.”

Pero, como héroe de película chafa, prócer de la patria chica, justiciero de las causas de los más necesitados, con ese aplomo de político demagogo en campaña, lanza la advertencia a los villanos del estado: “Estoy listo para lucha, para marchar codo con codo, hombro con hombro con el pueblo y consolidar la cuarta transformación. Jalisco, estoy de frente, estoy digno, estoy limpio, porque juntos haremos la cuarta transformación en Jalisco”.

Por otra parte, nuestro héroe de la película, negó que haya tenido que ver con el reemplazo del mural «Sin justicia no hay paz» por una pinta de publicidad electoral a su favor, sin embargo, corrigió muy bien al reportero que durante la rueda de prensa le cuestionó por el doctor que refiere la barda y sus bigotes, lo que Lomelí enmendó, haciéndole ver que no era un mostacho, sino unas alas de ángel.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *