4 SIN “T”

4 SIN “T”

Sigue dado de que hablar el combate a la corrupción de la 4T, pero no por sus avances y logros, no por corruptos en la cárcel y recuperación de los bienes mal adquiridos, sino porque cada día se parecen más a aquellos que culpaba del atraso de México y señalaba como “La mafia del poder”.

AMLO prometió combatir este flagelo, textualmente prometió: «Vamos a barrer de corrupción del gobierno, de arriba para abajo, y voy a dar el ejemplo, cero corrupción e impunidad, trátese de quien se trate, aunque sean mis amigos, mis compañeros de lucha, los que llevan conmigo 40 años luchando, aunque se trate de mis familiares» sin embargo, en la práctica es todo lo contrario; sigue la escoba guardada en el mismo cuarto en el que reposan las investigaciones por presuntos actos de corrupción de Virgilio Andrade a su jefe y a sus pares de la administración peñista.

El caso de la empresa Vitol, gigante en materia de comercialización de energéticos y que acepta haber sobornado a funcionarios de Pemex de la presente administración, es, como se dice coloquialmente, una raya más al tigre, que se suma a los casos de la Conade de Ana Guevara, las casas de Bartlett y las adjudicaciones directas a las empresas de su hijo con el IMSS, las compras a las empresas de Carlos Lomelí Bolaños, los viajes lujosos de Jesús Seade, subsecretario para América del norte y asuntos de Hong Kong las alrededor de 70 mil adjudicaciones directas que se han otorgado en la presente administración, además de los contratos por parte de Pemex a Felipa Obrador, prima del primer mandatario, nos exhiben de manera contundente la falta de ganas de barrer las escaleras, siquiera de sacar la escoba.

¿Recuerda amigo lector, las compras directas de 612 pipas de gasolina por 100 millones de dólares, según para combatir el combate al huachicol?
Y si la palabra influye, el ejemplo arrastra; en Veracruz el gobernador Cuitláhuac García es desnudado por el diario Reforma de otorgar por adjudicaciones directas el 99 por ciento de las operaciones para obras y servicios públicos durante el presenta año, o el Senador Armando Guadiana Tijerina, mismo que se desempeñará también como distribuidor directo de carbón para la Comisión Federal de Electricidad.

¿Ha habido alguna reforma trascendente legal o institucional para garantizar el combate a la corrupción en este sexenio? No y la verdad no creo que la habrá y lo más seguro es que esta administración pasará como una gestión de cuarta que se le atoró la transformación en las mismas prácticas que tanto apeló combatir y con las cuales se mimetizo, al igual que aquellos ruines mafiosos del poder.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *