Tlajo en la Azotea regresó a Tlajomulco para que niñas y niños tengan un chapuzón de diversión y alegría durante este periodo vacacional de Semana Santa y Pascua.

El programa consiste en instalar albercas y brincolines inflables acuáticos con agua de lluvia en unidades deportivas y parques públicos los días 3, 4, 5, 12, 13 y 14 de abril de las 11:00 a las 16:00 horas. Precisamente este miércoles el Alcalde Salvador Zamora Zamora y el Secretario General Omar Cervantes Rivera, realizaron una visita al parque de Arvento donde fue instalado uno de los brincolines inflables.

“Hoy estamos muy contentos porque venimos a visitar a los niños y las niñas de Arvento, hoy estamos con este programa de Tlajomulco en la Azotea que implementamos durante este periodo vacacional en diferentes sedes, a lo largo y ancho del municipio”, comentó el Alcalde.

“Se trata de que todas y todos estos pequeños puedan divertirse y disfrutar de estas albercas inflables y que puedan, a través de la convivencia, fomentar y hacer comunidad. Sobre todo este espacio, se convierte en un espacio de paz y armonía”.

Tanto las albercas como los inflables acuáticos son llenadas con agua de lluvia captada y, una vez que termina la actividad, todo el líquido es reciclado. De esta forma lo que podría parecer un problema de desperdicio de agua se convierte en un modelo responsable que impacta favorablemente a la ciudad.

Los lugares donde se instalaron albercas fueron en la Unidad deportiva Mariano Otero, la Unidad deportiva de San Sebastián, la Unidad deportiva de Santa Cruz del Valle, la Unidad deportiva de la Alameda y la Unidad deportiva de San Agustín, mientras que los inflables acuáticos están en LabASE, en el Cluster 21 de Hacienda Santa Fe, en Plaza de Santa Cruz de La Loma y en el Parque de Arvento.