La revisión mecánica de los vehículos y conducir descansado, sin beber alcohol y sin distractores como el teléfono celular, son algunas de las recomendaciones para las y los vacacionistas que viajarán por tierra, con el fin de que lleguen con bien a su destino durante semana Santa y Pascua.

El supervisor médico de los Servicios de Salud del Municipio de Zapopan, Guillermo Arteaga, advirtió que los incidentes que más atienden en esta temporada vacacional son las volcaduras y lesiones por inmersión.

“Lo que siempre recomendamos es que revisen sus vehículos mecánicamente antes de salir. Que manejen con mucha precaución, que manejen con cortesía, que cedan el paso y, sobre todo, que manejen descansados, porque a veces manejan con desvelo o vienen de los balnearios muy tarde, desvelados, y es cuando pasan los incidentes. Obviamente, recomendamos que no combinen el volante con el alcohol, que no usen el celular”, expuso el especialista.

Asimismo, Guillermo Arteaga recomendó no descuidar a las personas que no saben nadar, sobre todo a las niñas, niños y adultos mayores, en los balnearios o en cualquier cuerpo de agua para evitar ahogamientos.

En cuanto a las actividades acuáticas, una de las precauciones que se deben tomar es dejar que el cuerpo haga digestión después de comer, para poder regresar a la alberca y no sufrir calambres u otros incidentes.

“Cuando se meten a nadar, de repente si no agarran bien aire, tragan agua, pueden empezar a vomitar y pueden broncoaspirar. Los calambres ocurren porque acabamos de comer y nuestra circulación se concentra en la digestión y en el esfuerzo de la nadada a nuestros músculos no les llega la circulación que les debe de llegar, entonces el problema es que no se nutre bien el músculo y por eso se acalambra”, agregó.

El supervisor médico señaló que un momento de esparcimiento tampoco es motivo para que personas diabéticas, hipertensas y con otras enfermedades olviden tomar sus medicamentos debido a que también surgen incidentes por descompensación durante las vacaciones.

Los Servicios de Salud de Guadalajara y Zapopan atenderán coordinados las urgencias que se registren en este periodo.

El operativo consta de vigilancia en los cinco principales accesos carreteros, en bosques como La Primavera, El Centinela, Barranca de Huentitán y el Bosque Los Colomos, así como en las celebraciones religiosas, balnearios y puntos turísticos de mayor afluencia.

La Coordinación Intermunicipal de los Servicios de Salud de Zapopan y Guadalajara contará con 120 paramédicos, 20 ambulancias, 19 motos de urgencias, 2 unidades de intervención rápida y una unidad de rescate para la atención de las y los vacacionistas.