Al menos 46 cuerpos de migrantes sin documentos fueron encontrados en un camión con remolque en San Antonio, Texas (sur de EEUU), informó ABC News citando fuentes.

Otras 16 personas, entre ellas cuatro niños, fueron trasladadas a hospitales de la zona síntomas de agotamientos por calor.

Las autoridades no han confirmado al canal de televisión el número de muertos, pero un republicano que representa a Texas, el representante Tony Gonzales, dijo en Twitter que 42 personas fallecieron.

«Hoy [27 de junio] en San Antonio hacía 102 grados. Imagínense ser abandonados dentro de un camión de 18 ruedas y que los dejen morir: 42 personas murieron hoy», reveló Gonzales.

El descubrimiento es parte de lo que podría ser una operación de contrabando de personas.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, calificó de tragedia lo ocurrido en Texas.

«Tragedia en Texas. Asfixiados en la caja del trailer según se informa. Cónsul en ruta al punto. Condolencias a las víctimas y sus familias», escribió en su cuenta de Twitter.

Precisó que las autoridades mexicanas aún desconocen las nacionalidades de los fallecidos.

El gobernador de Texas culpa a Biden

El gobernador de Texas, Greg Abbot, responsabilizó al presidente Joe Biden de la muerte de decenas de migrantes irregulares en un camión en San Antonio, en el sur de Estados Unidos.

«Biden carga con estas muertes. Son el resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas. Muestran las consecuencias mortales de su negativa a hacer cumplir la ley», apuntó el gobernador republicano en Twitter.

No había aire acondicionado ni agua en el remolque; las víctimas transportadas a los hospitales estaban calientes al tacto, según algunos testimonios.

Joe Biden comenzó su mandato en enero de 2021 con la firma de varias órdenes ejecutivas que revierten la política de la anterior administración en varios temas clave.

En particular, ordenó detener la construcción del muro en la frontera entre EEUU y México y preservar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protege de la deportación a los indocumentados que llegaron a EEUU cuando eran niños.

Biden también puso fin a una prohibición de entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.