El Gobierno de Jalisco y los gobiernos municipales del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), acordaron una ruta de trabajo que incluye 60 días para la regularización de establecimientos que operan fuera de la Ley en tanto que no están registrados; a partir de ese período comenzarán acciones administrativas por parte de los municipios. Lo anterior tras las irregularidades detectadas en establecimientos que operan de manera irregular o clandestina.

Asimismo, la autoridad estatal rechaza y sancionará por las instancias competentes cualquier maltrato o conducta ilegal aplicada con el aval de los administradores o propietarios hacia las personas que son atendidas en sus establecimientos, principalmente por ser violatorias de los derechos humanos de las personas internadas.

Dicho acuerdo se tomó en la mesa de trabajo que da seguimiento al tema, en la que además del gobierno estatal y los municipios, participan instituciones como la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coprisjal), el Consejo Estatal contra las Adiciones en Jalisco (CECAJ), la Secretaría del Sistema de Asistencia Social (SSAS) y la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

Para poder dar seguimiento y dimensionar el tamaño de las acciones a seguir en la ruta definida, fue necesario tomar como base los datos del Censo Estatal de Establecimientos de Atención Residencial de Adicciones 2021 en Jalisco, el cual tiene un registro de 390 establecimientos especializados en la atención de esta problemática, de los cuales, solo 85 cuentan con reconocimiento de la Comisión Nacional y el Consejo Estatal contra las adicciones.

Sin embargo, este número podría ser inferior respecto a la cantidad de centros que operan no solo en la irregularidad, sino también en la clandestinidad, lo que hace más difícil identificarlos y por consecuencia ponerlos en orden. No obstante, mediante el acuerdo tomado por autoridades de los tres niveles de gobierno, se podrá lupa a todos los establecimientos dedicados a la atención de dicho padecimiento y a detectar los que aún no están registrados ante la autoridad.

Una vez realizadas las revisiones y evaluaciones en cada centro, los responsables de estos tendrán que solventar todos y cada uno de los requisitos municipales y estatales, en el entendido de que no habrá concesiones especiales a quien no los cumpla y, de ser así, tendrá que cerrar.

Por ello, los operativos de seguridad en estos centros continuarán en el AMG a fin de detectar irregularidades en los establecimientos ya registrados, y al mismo tiempo poder detectar a otros que operen en la clandestinidad.

En este sentido, el Gobierno de Jalisco hace un llamado a los propietarios o administradores de estos centros, llámense centros de rehabilitación, albergues o asilos, para que se acerquen con las autoridades responsables de dar validez, si es que aprueban los requerimientos establecidos, a sus operaciones.

A la ciudadanía se le pide su colaboración para identificar los establecimientos que operan en la clandestinidad, especialmente los llamados anexos que se ubican comúnmente en colonias y que son los que, en lo particular, pueden registran conductas ilegales. La denuncia se puede hacer de forma anónima al número 089.