La 37ª edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) comenzó con un emotivo homenaje a su expresidente y fundador, el licenciado Raúl Padilla López. La ceremonia de inauguración, llevada a cabo en Expo Guadalajara, contó con la presencia de destacadas autoridades y un público conmovido que rindió tributo a Padilla López por su invaluable contribución a la cultura y la literatura.

El Rector General de la Universidad de Guadalajara, Dr. Ricardo Villanueva Lomelí, rememoró la figura de Padilla López, destacando su visión y esfuerzo para convertir la feria en el evento literario más grande de Hispanoamérica. Villanueva Lomelí expresó que, aunque Raúl Padilla ya no está físicamente, su espíritu y legado permanecen vivos en cada aspecto de la feria.

Marisol Schulz Manaut, Directora General y Presidenta en funciones de la FIL, destacó la influencia de Padilla en la cultura nacional y su habilidad para unir estratégicamente a aliados en la construcción de la feria, asegurando su continuidad y éxito.

El evento también incluyó una conmovedora proyección de video sobre el legado de Raúl Padilla, seguida por un aplauso prolongado de los asistentes.

En el ámbito internacional, la Unión Europea (UE) juega un papel crucial en esta edición de la FIL, con la presencia de 70 escritores europeos que participarán en diversas actividades culturales. Tanto Enrique Ibarra Pedroza, Secretario General de Gobierno de Jalisco, como Brian Glynn, Director General para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, enfatizaron la importancia de la colaboración cultural entre Europa y América Latina.

El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances fue otorgado a la poeta mexicana Coral Bracho, quien fue reconocida por su impacto en la poesía y su capacidad para transmitir emociones profundas y reflexiones sobre la condición humana.

Karine Pansa, Presidenta del Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Editores, inauguró oficialmente la feria, subrayando la importancia de la libertad de expresión y el intercambio de ideas en tiempos de hostilidad global.

La FIL de este año, marcada por el legado de Raúl Padilla López, promete ser un espacio de reflexión, diálogo y celebración cultural, honrando la vida y obra de un hombre que dejó una huella imborrable en el mundo literario.