Como muestra de solidaridad hacia las comunidades wixárikas de la región Norte de Jalisco, el Instituto Transdisciplinar de Literacidad (Itrali), del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), hizo entrega de más de mil cobijas, juguetes y ropa para niñas y niños en los municipios de Bolaños y Mezquitic, los pasados días 18 y 19 de febrero.

  Las cobijas las donó la Fundación Laboratorios PISA; los juguetes, cuadernos y ropa fueron recabados por la Escuela Normal Experimental de Colotlán; y el Club del Libro y académicos del Itrali también donaron cobijas.

  En la Escuela Primaria Francisco Javier Mina se dieron cita los representantes de las comunidades de Bajío del Tule, Barranca del Tule, Cerro del Medio y Colonia Rivera para recibir 600 cobijas y juguetes para cada niñas y niños.

  En un emotivo acto, en el que estuvieron presentes las doctoras Martha Vergara Fregoso y Rachel García Reynaga del Itrali; los padres de familia y sus hijos; el supervisor de la Zona 003, maestro Edén Francisco de la Cruz Díaz, agradeció los donativos y mencionó que “es una de las grandes necesidades que hay en este tiempo invernal, pues la gente ha sufrido mucho por el clima”.

  El Director de la escuela, Camilo Chivarras López, quien también es Comisario comunal, agradeció a esta Casa de Estudio por “este gran aprecio y atención que nos brindan”, y mencionó que, de acuerdo con la población, les van a entregar dos cobijas por familia, “y ahora sí, no va a pegar el frío”, compartió.

  La doctora Vergara Fregoso destacó la importancia que tiene para la Universidad de Guadalajara “la vinculación con la comunidad, la extensión, la relación con los otros y con el conocimiento de las comunidades”.

  Posteriormente, la comitiva se desplazó hacia la localidad de San Sebastián Teponahuaxtla, para realizar la entrega de las cobijas, juguetes y ropa colectados. En la ceremonia, el maestro De la Cruz Díaz, en su carácter de comisario, coordinó la entrega a cada familia.

  La entrega de juguetes resultó divertida: niñas y niños escogieron libremente el juguete que más les gustó y hubo quienes los cambiaron o tomaron más de uno.

  También se aprovechó la visita para que dos profesores y siete estudiantes de la Escuela Normal Experimental de Colotlán realizaran trabajo de campo, en el marco de las investigaciones tituladas “El desarrollo de la lectoescritura y la literacidad en estudiantes normalistas y profesores de escuelas primarias ubicadas en las comunidades wixárika” y “Saberes ancestrales y saberes científicos de la comunidad wixárika”.

Con información de Prensa UdeG