Como parte de las actividades de conmemoración de las víctimas del Holocausto, la jefa de Gabinete de Zapopan, Paulina del Carmen Torres Padilla, encendió una vela en representación del municipio. Cada año se encienden siete velas; seis de ellas simbolizan a los 6 millones de judíos muertos en la barbarie nazi, y una vela más en nombre de los no judíos de distintos colectivos que también fueron asesinados.

Durante el evento encabezado por el Presidente Municipal de Guadalajara, Pablo Lemus, también se llevó a cabo la develación de una pieza escultórica del artista José Sacal, que lleva por nombre “Holocausto” y que a partir de este día se ubicará a las afueras del Museo de Arte Raúl Anguiano.

Hace 77 años fueron liberados del campo de exterminio nazi de Auschwitz más de 7 mil 600 prisioneros, víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Al rendir tributo a la memoria de las víctimas del Holocausto, los distintos países miembros de la Organización de las Naciones Unidas ratifican su compromiso de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda forma de intolerancia.

En el evento también estuvieron presentes autoridades municipales tapatías, representantes de las comunidades israelita y hebrea en Guadalajara, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco y de la Universidad de Guadalajara.