El tequila es la tercera Denominación de Origen de un país no europeo en ser protegida en este continente. Desde 2019 entró en vigor su protección como indicación geográfica, lo que brinda, entre otras cosas, derecho al uso exclusivo, ejercicio de acciones legales, seguridad distintiva, seguridad para el consumidor y
ventajas a nivel internacional.

Para el ingreso del tequila a Europa se necesita un certificado de autenticidad para su exportación el cual emite el Consejo Regulador del Tequila, además las botellas que son exportadas para su venta deben de cumplir con ciertas especificaciones en cuanto a su contenido pues solo pueden ser de 100, 200, 350, 500 y 700 mililitros o de 1 litro, 1 litro y medio, 1 litro tres cuartos o 2 litros.

Durante los últimos años el tequila ha mantenido un ritmo de crecimiento en las exportaciones totales rompiendo 12 años consecutivos su propio récord.

Europa se ha consolidado como el segundo mercado para las exportaciones de tequila, en el 2021 fueron enviados 21,298,839 litros de tequila. Alemania, España y Francia fueron los principales destinos de exportación y en los primeros ocho meses del año 2022, estos tres países, siguen formando parte del top ten de
países importadores de tequila.

De enero a agosto del 2022 fueron enviados a la Unión Europea 21,701,674.35 litros de tequila, 69% más que en el mismo periodo del 2021 en el que se exportaron 12,836,120.95 litros.

De acuerdo a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, en 2021 se exportaron alrededor de 92.6 millones de euros de bebidas espirituosas, de los cuales el 93% fue tequila, convirtiéndose en el producto mexicano más exportado a Europa