La fauna silvestre está siendo desplazada y amenazada por el crecimiento urbano del ser humano, lo cual ha provocado una situación muy compleja para los animales creando problemas de convivencia, daños, plagas y contaminación, por lo que es urgente contar con instituciones especializadas en atender estos riesgos, señaló David Espinosa, Director Operativo del Zoológico de Guadalajara.

“Antes el Gobierno federal tenía unos centros para la vida silvestre que eran sumamente necesarios, pero estos desaparecieron y quedó una laguna porque el problema de la vida silvestre es importante y alguien la tiene que atender”, comentó el experto.

“Tlajomulco fue el primero de la zona conurbada donde se creó y se volvió un lugar, para los que trabajamos en este asunto de la vida silvestre, indispensable, porque eran los únicos que atendían la situación. Excepcional el trabajo en nuestra opinión porque son personas muy preparadas, muy atentas y responden rapidísimo”.

Añadió que el Zoológico de Guadalajara mantiene una colaboración y coordinación estrecha con la Unidad de Rescate de Fauna Silvestre de Tlajomulco, que consiste en canalizar reportes sobre la presencia o avistamiento de este tipo de ejemplares, para que puedan ser atendidos y reubicados.

Espinosa destacó que la Unidad no solamente se encarga del rescate y conservación de esos animales, sino que también promueve la educación ambiental mediante la liberación de fauna silvestre donde asisten niños y adultos que aprenden sobre la importancia de estos ejemplares en los ecosistemas.

Por otra parte, Félix Betancourt Márquez, Médico Veterinario Zootecnista señaló que la Unidad ha ayudado a los veterinarios a ser más activos en los rescates de fauna silvestre con la educación ambiental que fomenta.

“Es una confianza total la que tenemos al hablar al 911, o al hablar directamente a la Unidad y saber que ellos nos van a apoyar a la reinserción de estos animales a la naturaleza”, dijo el especialista.

“Una unidad muy activa definitivamente, que nos ha apoyado mucho a nosotros como médicos veterinarios, nos apoyan en el hecho de cuando nosotros encontramos animales que están dentro de la mancha urbana, tlacuaches, serpientes, inclusive insectos, arácnidos, nos ayudan a rescatarlos”.

Para promover la conservación de ese tipo de especies, es primordial evitar la invasión de áreas naturales, la contaminación y el sobrepoblamiento de perros y gatos, que pueden desplazarse hacia zonas naturales y transmitir enfermedades mortales para la fauna silvestre.