El Gobierno de Tlajomulco de Zúñiga continúa trabajando de la mano de la comunidad vecinal, estudiantil y académica para encontrar soluciones que mejoren la movilidad en la zona de López Mateos.

Luego de presentar hace una semana el programa de Transporte Escolar en el Instituto Tepeyac Santa Anita a cargo de la Dirección General de Transporte Escolar de la Secretaría de Transporte (Setran), el municipio gestionó una nueva reunión este miércoles en la Prepa Tec Santa Anita donde la misma dependencia estatal impartió un taller sobre la Patrulla Escolar.

En el evento estuvieron presentes vecinos y representantes de colegios de la zona, así como Omar Cervantes Rivera, Secretario General del Ayuntamiento; Francisco Javier Cervantes de La Cruz, Director de Movilidad; Víctor Hugo Hernández López, Director General de Participación Ciudadana; Arturo Vázquez Montes de Oca, Director General de Educación, Bernardo Enrique Santana Medina, Director General de Transporte Escolar del Estado y Raúl Díaz Padilla, profesor investigador en el Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano del ITESO.

Cervantes Rivera recalcó que el municipio sigue buscando una estrategia integral para mitigar los conflictos viales en la zona de la mano de académicos y vecinos, y que actualmente se estudian propuestas como el auto compartido, horarios escalonados para la entrada y salida de colegios y el transporte y la patrulla escolar.

Como parte de esta agenda, en la zona de Bosques de Santa Anita fue implementada la campaña ciudadana 1×1 Primero Tú Después Yo, que consiste en promover la cultura vial para concientizar sobre la importancia de ceder el paso vehicular a los demás.

Respecto a la Patrulla Escolar, Santana Medina explicó que es un programa que busca fortalecer la seguridad y el orden vial en los entornos a las escuelas jaliscienses que lo requieran. De enero a agosto de 2022 han sido capacitadas 577 personas de 160 escuelas para beneficiar a más de 35 mil estudiantes en todo el Estado.

La Patrulla Escolar está conformada por cinco personas en promedio que designan las propias escuelas y utilizan paletas de alto, chalecos de seguridad reflejantes, conos, silbatos y gafetes con identificación. Es la propia dependencia estatal la encargada de certificar a la patrulla luego de una serie de talleres y capacitaciones que se realizan durante alrededor de tres semanas.